Torre Agbar

La Torre Agbar se ha convertido desde su construcción en el año 2005 en uno de los nuevos símbolos de Barcelona. Los motivos para ellos son muy simples y básicamente tres. En primer lugar, su altura. Alcanza los 145 metros de altura, aunque no es el edificio más alto de la Ciudad Condal, sino el tercero, tras el Hotel des Arts y la Torre Mapfre. Por otro lado hay que tener en cuenta su colorismo, especialmente de noche, cuando muestra una iluminación dinámica, novedosa y variable. Y por último, su peculiar forma que le ha hecho acreedora de varios sobrenombres populares.

El arquitecto de la Torre Agbar

Esta construcción se encuentra en la estratégica y vital Avenida Diagonal, en la esquina con la Plaça Glories Catalanas. Allí planteó este edificio el arquitecto francés Jean Nouvel, uno de los creadores más prestigiosos del planeta en la actualidad. Su inauguración en septiembre de 2005 fue todo un acontecimiento en la ciudad.

En ella se aprecia un diseño muy atrevido. En realidad se podría definir como una estructura de dos cilindros no concéntricos, unidos por escaleras, ascensores y las diferentes instalaciones funcionales. Pero sobre todo entre esos dos anillos hay un espacio totalmente diáfano.

La iluminación de la Torre Agbar

Una de las peculiaridades de esta torre son los efectos lumínicos que le dan vida y le hacen protagonizar el skyline de la Ciudad Condal. Posee una fachada acristalada en su integridad que con la caída de la tarde se empieza a iluminar, con la particularidad de que el color a lo largo de toda su altura, va variando conforme se va ascendiendo.

Los otros nombre de la Torre Agbar

La denominación oficial hace referencia a que en su interior se acogen las dependencias de la empresa Aguas de Barcelona, si bien en los últimos tiempos se ha hablado de ventas y transformaciones, por ejemplo en un hotel. Pero más allá de su nombre oficial y su uso, lo cierto es que la forma de la torre ha hecho que los barceloneses la hayan bautizado con distintas denominaciones, en algunas ocasiones bastante jocosas. Basta con acercarse hasta ella para ver cuál de estos nombres puede ser el más acertado: obús, géiser, supositorio o pene, entre otros muchos, más o menos mal sonantes. Si bien tal y como dijo su creador, Jean Nouvel, él se inspiró en los dibujos que realizó Antoni Gaudí para levantar rascacielos en Nueva York.

No hemos podido encontrar ningún sitio
No hemos podido entender la dirección proporcionada
  • - Asegúrese de que los nombres estén bien escritos.
  • - Make sure your address includes a city and state.
  • - Intente entrar un código postal.
Búsqueda
Reset

Sobre PinPon

Check Also

Plaça Francesc Macià y Diagonal

La Avinguda Diagonal, como indica su nombre cruza prácticamente todo el núcleo urbano de Barcelona …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *