Home / GUÍAS / España / Barcelona / Atracciones turísticas en Barcelona / Platja del Bogatell y Cementiri del Poblenou

Platja del Bogatell y Cementiri del Poblenou

Una de las enormes ventajas de visitar una gran metrópoli como Barcelona, sobre todo durante los meses de buen tiempo, es que a sus innumerables atractivos urbanos hay que sumar la presencia de varias playas dentro del propio casco urbano barcelonés. Sin duda, todas ellas buenos lugares para tumbarse un rato al sol, y si el tiempo lo permite, darse un chapuzón en el Mediterráneo.

Las playas de Barcelona

La zona de playas de la Ciudad Condal se extiende desde el barrio de la Barceloneta y el Port Olímpic hacia el noreste de la urbe. La gran mayoría de estas playas han sido creadas por el hombre con el paso del tiempo. Un origen artificial que no es impedimento para que sean de gran atractivo, como se comprueba al visitarlas, al igual que hacen millones de personas, tanto barceloneses como viajeros.

Entre esas playas, posiblemente, las más visitadas sean la playa de la Barceloneta y la Platja Noca Icária, separadas por la presencia del Puerto Olímpico. También son las más cercana al centro. Mientras que las más lejanas son las Platjas de Llevant, de la Nova Mar Bella y la de mar Bella, donde hay una zona para aquellos que quieran practicar nudismo. Pero antes de llegar hasta ella está la Playa de Bogatell.

Platja de Bogatell

Esta playa de Bogatell es una de las más agradables de la ciudad, tanto por la playa en sí como por el entorno que la rodea, plagado de parques surgidos con la creación de la Villa Olímpica de 1992. Toda esta zona se encuentra en el barrio de Poblenou, una zona de Barcelona que antaño fue meramente industrial, sin embargo ahora es una de las más agradables de la urbe. Como ejemplo de ello se puede ver Can Filipa, una antigua fábrica textil reconvertida en centro cívico.

El Cementerio de Poblenou

Además de la Platja de Bogatell, uno de los enclaves más interesantes del Poblenou es su antiguo camposanto, el Cementeri de l’Est. Cuando se construyó en 1773 obviamente quedaba fuera de la ciudad, sin embargo el enorme crecimiento barcelonés lo ha engullido, lo cual incrementa su atractivo al estar rodeado por un urbanismo de lo más moderno que supone un gran contraste de sensaciones al visitante. El Cementerio de Poblenou está plagado de panteones familiares y también esculturas y monumentos fúnebres que poseen un carácter al mismo tiempo romántico y tenebroso.

[codespacing_progress_map map_id=”barcelona” carousel=”yes” zoom=”13″ center_at=”41.3939106,2.207418500000017″]

Sobre PinPon

Check Also

Plaça Reial

Cualquier visitante que llega a Barcelona se adentra por el laberinto de calles del Barri …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *