GUÍA DE MADRID

Madrid es una de las grandes capitales de Europa. Una ciudad enorme con abundantes atractivos turísticos. Así que si haces una corta escapada a Madrid y no la conoces, lo mejor es no agobiarse y no pretender verlo todo. Es imposible. Para disfrutar de la capital hay que ser menos ambicioso y plantearse una ruta por algunas de sus calles más emblemáticas para disfrutar de nuestro tiempo y de la ciudad. Aquí van unas recomendaciones.

Un día sin prisas en Madrid

La puerta del sol, el punto de encuentro

Sin haber viajado a Madrid, cualquier español la conoce. La vemos repleta de gente cada Nochevieja, también la hemos visto atestada de manifestantes y sale en cualquier libro de texto como el km. 0 de las carreteras hispanas. Se trata del lugar de encuentro por antonomasia en Madrid y es ideal para iniciar este paseo por el centro madrileño.

Dos calles históricas, calle Mayor y calle Arenal

Desde Puerta del Sol parten las arterias principales del núcleo histórico. Nosotros vamos a tomar o bien la Calle Mayor o la Calle Arenal. Ambas te ofrecen un amplio repertorio de la arquitectura más castiza de la capital y también algunos de los antiguos negocios con más enjundia de la ciudad. Y las dos nos llevan hasta las inmediaciones de uno de los monumentos más espectaculares de Madrid: el Palacio Real.

Plaza de orientes y alrededores

La ajardinada plaza de Oriente es el preámbulo ideal para contemplar la fachada del Palacio Real. La sede de la monarquía española desde el siglo XVIII, cuando reinaba la dinastía de los Austrias. De hecho, el Palacio Real es el monumento más destacado dentro de la ruta turística del Madrid de los Austrias, por cuyas calles hemos llegado hasta aquí.

El Palacio Real atesora miles de objetos históricos y artísticos, además de la magnífica arquitectura del edificio. Pero por otra parte, todo el entorno es un destacado conjunto monumental, con la Plaza de Oriente, la vecina Catedral de la Almudena y los bellos jardines de Sabatini en su parte trasera. Por ello es una cita inexcusable en una visita a Madrid.

Ir de cañas por Madrid

Con esa visita cultural se abre el apetito. La oferta de restaurantes y bares en Madrid es amplísima. Y una buena idea es encaminarse al barrio de La Latina, hacia una de sus vías principales, la calle Cava Baja. Allí abren sus puertas infinidad de tabernas para disfrutar de una de las tradiciones madrileñas más sugerentes. Ir de cañas y de tapas. Un ameno modo de refrescarse y alimentarse mientras se conocen bares típicos en Madrid.

A tomar el metro

Tras saciarnos con esos pequeños manjares y con la tripa llena, es bueno no darse una gran caminata. Por eso, es recomendable tomar el metro para dirigirse hasta la mil veces cantada Puerta de Alcalá. Un símbolo monumental de la época de la Ilustración y un icono de la ciudad actual.

Antaño, lógicamente la Puerta de Alcalá era uno de los accesos a la urbe, pero hoy está integrada en su centro histórico. Dejando a un lado el extenso Parque del Retiro, podemos bajar por la calle Alcalá. Si subiéramos nos dirigiríamos hacia otro de los iconos del Madrid más popular, la Plaza de Toros de las Ventas. Pero vamos a optar por bajar y llegar hasta la Plaza Cibeles.

El Madrid más futbolero

Esta plaza queda cerrada por edificios monumentales como el Banco de España o el Correos y Telégrafos, pero sobre todo es reconocible por la escultura de la diosa Cibeles que articula el espacio. Esta escultura-fuente es el lugar de celebración del Real Madrid. Y muchos visitantes se acercan hasta aquí, por este sencillo motivo. Y es que el fútbol se ha convertido en un recurso turístico más, y son muchos los que desean visitar los estadios del Real y el Atlético Madrid, con sus respectivos museos, y también los lugares de celebración de sus hinchadas, esta plaza de Cibeles y la vecina de Neptuno.

La Gran Vía

Nuestro camino ahora prosigue subiendo por la acera de la Gran Vía. Una calle centenaria que asciende hasta la Plaza de Callao. Durante este paseo vas a ver numerosos locales de espectáculos, donde se programan continuamente producciones musicales y teatrales. Toma nota de lo que te apetece ver, y saca ya la entrada para poder pasar una amena velada al principio de la noche.

De nuevo en el Madrid de los Austrias

En Callao habrás de sacar el plano, para no perderte por las calles, callejas y plazoletas del núcleo histórico. Seguro que darás alguna vuelta de más, pero no te importe, merece la pena. El objetivo es llegar hasta el corazón histórico de toda esta zona: la Plaza Mayor.

La Plaza Mayor

Es un gran cuadrilátero rodeado por casas históricas que se elevan sobre los soportales, tal vez la plaza más bella de la capital. Sus orígenes se remontan al siglo XVI. Desde entonces no ha modificado mucho su aspecto, salvo por los negocios de bares y tabernas que se acumulan en los pórticos de la plaza.

En cualquiera de ellos, o en los muchos otros de las calles próximas te podrás sentar a cenar. Para recuperar fuerzas, antes de retornar hacia la zona de Gran Vía a disfrutar del espectáculo elegido antes. Y también, en torno a la cena, podrás planificar que vas a ver el siguiente día en Madrid. Porque todavía te queda mucho por visitar.

Más atractivos madrileños

Aquí va otra recomendación para mañana. Acércate hasta el Paseo del Prado y descubre el triángulo mágico de los museos. A escasos metros quedan a tu alcance el Prado, el Thyssen o el Reina Sofía. No obstante, si lo tuyo son las compras y el glamur, tienes que dirigirte al barrio de Salamanca, y caminar por la calle Serrano. Y quién busque conocer zonas más castizas, cosmopolitas y con abundantes manifestaciones de la cultura urbana de más rabiosa actualidad, su destino ha de ser otro barrio: Lavapiés.

No hemos podido encontrar ningún sitio
No hemos podido entender la dirección proporcionada
  • - Asegúrese de que los nombres estén bien escritos.
  • - Make sure your address includes a city and state.
  • - Intente entrar un código postal.
Búsqueda
Reset

Sobre PinPon

Check Also

Plaça Reial

Cualquier visitante que llega a Barcelona se adentra por el laberinto de calles del Barri …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *