Fundació Joan Miró

La efervescencia creativa en Cataluña, y especialmente en Barcelona, a lo largo de todo el siglo XX es indudable. En unos casos por artistas llegados de otros territorios de España como el malagueño Picasso o el aragonés Pablo Gargallo, y en otros por creadores catalanes tan internacionales como Gaudí o Dalí. Sin embargo, ninguno de estos dos fueron barceloneses de nacimiento, en cambio sí que lo era Joan Miró que nació aquí en 1893. Y por supuesto su ciudad natal había de tener un importante espacio cultural, y también turístico, dedicado a este gran artista de las vanguardias. Se trata de la Fundació Joan Miró, situada en la plaza de Neptuno, en Montjuïc.

El edificio de la Fundación Joan Miró

El propio contenedor de la mejor colección de Miró es una obra de arte en sí misma, ya que se trata de un gran edificio blanco diseñado por uno de los arquitectos más prestigiosos de España en el siglo XX: Josep Lluis Sert. Este personaje en realidad también fue muy amigo de Miró, e incluso él mismo proyectó el taller-estudio que el pintor poseía en Mallorca, el lugar donde falleció en 1983.

La más amplia colección de obras de Joan Miró en el mundo

En las salas de la Fundació se conservan 220 pinturas, 180 creaciones escultóricas y más de 8.000 dibujos surgidos de las manos y el genio de Miró. Además de que aquí también se conserva la colección de libros que atesoraba el artista. Todo ello configura el mayor conjunto artístico de este creador de prestigio internacional. Y sobre todo plasma de forma clara y contundente la evolución de su arte, ya que todo ese repertorio pertenece a toda su trayectoria vital, desde sus años de formación a sus últimas obras. Por ello con la visita a la Fundació Joan Miró se puede comprender como sus concepciones artísticas fueron variando e igualmente como algunos elementos los fue repitiendo a lo largo de toda su vida, independientemente del estilo artístico y técnica que fuera trabajando.

Exposiciones permanentes y temporales de la Fundació

Con tal cantidad de fondos, fruto del legado que el propio artista hizo a su ciudad en 1971, la Fundación Joan Miró va programando diferentes exposiciones, de forma que la visita a este espacio museístico siempre va cambiando y proporciona nuevos descubrimientos. Por esa razón, aunque se visite Barcelona varias veces, la Fundació siempre ofrece una perspectiva diferente sobre el artista.

No hemos podido encontrar ningún sitio
No hemos podido entender la dirección proporcionada
  • - Asegúrese de que los nombres estén bien escritos.
  • - Make sure your address includes a city and state.
  • - Intente entrar un código postal.
Búsqueda
Reset

Sobre PinPon

Check Also

Plaça Reial

Cualquier visitante que llega a Barcelona se adentra por el laberinto de calles del Barri …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *